Bea Coolman

Portfolio Description

SUEÑO

Hola Kenny,

Qué pena que no voy a poder responder a tu solicitud. Después de tantos años de no haber trabajado en desarrollo rural, me doy cuenta, que soy muy crítico de mucho de los objetivos y metodologías de los proyectos rurales del pasado.

Para me estos proyectos han sido demasiado “donor driven” y que muchas de las tecnologías que se han tratado de introducir han empeorado de los sistemas de producción existentes, en vez de haber contribuido a un equilibrio ecológico y social más justo.

Pero tengo que contarte lo que me paso anoche.

Me desperté este mañana de un sueño en que tú me estabas proponiendo a seguir trabajando en Desarrollo Forestal Comunal (DFC).  Aquí va mi relato de este sueño.   En tu oficina se encontraba un hombre joven y guapo.  Era un hermano de David Ocaña, Julio. Yo que me quedé pensando y después te he contestado, que, si podría ayudarte, pero no para seguir trabajando en la misma propuesta del DFC. De repente ya no estaba solamente con Julio, pero también con su hermano David. No les había gustado lo que yo te dije, y me presionaron para dar explicación de mi negación. Me he angustiado tanto que me desperté en este rato y me puse a pensar que es lo que te había querido decir.

Ahora despierta, pienso que estamos en otros tiempos, donde urge tomar acción frente al cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la amenaza de falta de agua para consumo y lluvias para la agricultura. La propuesta para enfrentar estas amenazas tiene que ser mucho más amplia que el desarrollo forestal. Esta nueva propuesta debe integrar a la agricultura con la conservación y reconstrucción los eco-sistemas, para así lograr un buen manejo de los suelos, la cobertura vegetal y la biodiversidad en general, incluido la vida silvestre.  La agricultura no puede seguir su camino, sin considerar estos factores.

Ya ves, aparentemente me gusta mirar más al futuro. Creo que el DFC ha contribuido mucho con sus metodologías participativas para hay mucho más para hacer. Bajo el lema “la demanda manda”, doy dos lecciones del desarrollo rural que en mi opinión que deben ser aplicado por los donantes y agencias de desarrollo sus programas futuros.    1. Introducir productos que no son demandados por la población local o que tiene buenas posibilidades venta dentro o fuera del país es ante productivo. 2. Las condiciones de las poblaciones rurales son muy distintos en todas partes. Se debe construir propuestas y esquemas de desarrollo, considerando tales diferencias. La única forma de hacer esto es con la participación plena de las poblaciones rural participantes en la toma de las decisiones.

Bueno hasta allí mi sueño y mis pensamientos que me surgieron a raíz de mi sueño.

Un abrazo

Bea